separador

www.welcomeperutravel.com

Agencia de Viajes Welcome Peru Tours
Welcome Peru Travel - Agencia de Viajes - Tour Operador

separadorEnglish | Español

| Historia del Peru | Peru Tours | Turismo en Peru | Hoteles en Peru |
| Informacion Util | Biodiversidad |

Welcome Peru Tours - Mapsite | info@welcomeperutravel.com| www.welcomeperutravel.com | Imagenes, Turismo Peru, Aventuraseparador


> Welcome Peru

Peru Tours

> Quienes Somos

Peru Tours

> Informacion Util

Peru Tours

> Mapa del Peru

Peru Tours

> Mapa de Sitio

Peru Tours

> Turismo en Peru

Peru Tours

Lima
Centro Historico
Caral
Cusco
Machu Picchu
Camino Inca
Salcantay
Choquequirao
Puno
Lago Titicaca
Arequipa
Cañon del Colca
Nazca
Lineas de Nazca
Reserva de Paracas
Islas Ballestas
Chan Chan
Señor de Sipan
Puerto Maldonado
Manu
Tambopata
Candamo
Iquitos
Pacaya Samiria
Tarapoto
Huaraz

Peru Tours

PERU TOUR
Paquetes Turisticos

Peru Tours

HOTELES
EN PERU

Peru Tours

> Transporte

- Aereo
- Trenes
- Buses

Peru Tours
Galeria Fotos Peru, Imagenes Peru

Galeria de Fotos

Peru Tours
Calendario Turistico Peru, Fiestas, Costumbres, Regiones Peru

Calendario Turistico

Peru Tours

Clima del Peru, Regiones Peru, Costa Peru, Sierra Peru, Selva Peru
Peru Tours
Noticias Peru, Turismo, Actualidad Turistica
Peru Tours

Terminos y
Condiciones

Peru Tours

Testimoniales

De:
Maria Hernandez
Enviado:
Martes, 10 julio del 2012, 18:33 hrs.
Sr. Dante Valenzuela Mi esposo Pablo y yo Maria Alejandra quisieramos agradecerle a usted y a todo el personal de su agencia todas las atenciones, la calidez humana, buena organizacion y profesionalismo que hicieron de nuestro viaje al Peru una experiencia inolvidable. El cumplimiento en el itinerario fue muy puntual, los tours y los guias fueron maravillosos, la informacion que recibimos ........

Leer +

Peru Tours
separador

EL SEÑOR DE SIPAN
Chiclayo - Lambayeque – Peru


Introduccion
En 1987 los medios de comunicacion de todo el mundo anunciaron un gran hallazgo arqueologico, al que se le llamo El Señor de Sipan. La zona del descubrimiento se ubica en la region Lambayeque, provincia de Chiclayo, distrito de Zaña, anexo de Sipan, caserio de Huaca Rajada.

El descubrimiento del Señor de Sipan fue un suceso excepcional, en el que se encontraron piezas de ceramica, huacos, vasijas y entierros, y las excavaciones mostraron planos sumamente complejos, cuartos y depositos que utilizaron los antiguos pobladores de la ciudad. Lo curioso es que la tumba se encontraba sellada y nunca antes habia sido abierta.

El Señor de Sipan era el mandatario que goberno el valle medio de Lambayeque entre los siglos II y III dc (250 dc aproximadamente). Tenia una triple autoridad: militar, religiosa y civil. Su poder lo ejercia desde el Complejo que tambien fuera descubierto y desde el cual podia observar todo lo visible, el mar, los cerros, el desierto, el valle y sus inmensos terrenos cultivados.

En el valle podemos encontrar una serie de promontorios, los que corresponden a la obra del milenario hombre de Moche, que alguna vez albergo unas 15 mil personas entre alfareros, orfebres, tejedores y constructores cuya situacion pudo ser mas privilegiada que los casi 100.000 agricultores que habitaban la zona. Esta cultura era una sociedad compleja, con estratos sociales, produccion, administracion, clero, fuerza militar, planificacion y todo lo necesario para satisfacer sus necesidades permanentes.

El Señor de Sipan, al ser descubierto, tenia con el su ceramica ceremonial (la que debia ofrecer a su dios al reunirse con el en el mas alla). Se encontraba enterrado con la cabeza orientada exactamente al sur, en el centro de cuatro miembros de su corte, cada uno en cada punto cardinal; muy cerca de el se encontraba un perro y tres mujeres entre los 18 y 21 años de edad, aparentemente sus concubinas. Ademas llevaba su alimento y su sacerdote. Su ataud era de madera de caña unido con fibras vegetales (no se conocian los clavos) con abrazaderas de cobre. Encima del ataud existian diversas capas de tejidos, esterillas y mantos finamente elaborados ubicados en diferentes estratos, lo que revela lo elaborado y complejo de su cultura y ceremonias. Los ornamentos que tenia al ser encontrado eran diversos, como por ejemplo: dos protectores coxales (uno de oro y otro de plata), sobre el pecho un collar formado por frutos de mani (de los que diez son de oro y diez de plata), en su cinturon tenia unas sonajeras de oro, en la mano derecha un cetro ceremonial con empuñadura de plata y en la parte superior una piramide trunca de oro; debajo del cuerpo se ubico su diadema semilunar superior, la que es de oro y tiene una hoja de 62 cm de ancho por 42 cm de altura, y que solo se habia visto en la iconografia Moche y siempre relacionada con la mas alta investidura de la clase gobernante. De igual forma se encontro once pectorales dispuestos sucesivamente sobre el pecho, las piernas y debajo del esqueleto, como protectores de ojos, protector de nariz, una mentonera, orejeras de turquesas y oro, etc. Todo esto viene a constituir el ajuar funerario del Señor de Sipan. Una vez dispuesto su entierro se ubicaron diecisiete vigas de madera de algarrobo cubriendo toda la tumba funeraria, la que tenia 5 metros por lado; sobre estas vigas se coloco un guardian con las piernas amputadas, lo que simbolizaria la obligacion de permanecer para siempre en su puesto de vigilancia.

La cultura de los señores de Sipan inicio su deterioro alrededor de los años 600 dc, hasta que en los años 750 dc desaparece, pero da paso al surgimiento de otras culturas que la superan en la calidad de su ceramica, como la cultura Lambayeque, desarrollada en el valle del mismo nombre, y muy especialmente la cultura Chimu, desarrollada en el valle de Moche, que serian luego absorbidas por el gran imperio Inca.

Para exhibir el maravilloso legado cultural del Señor de Sipan, que revela el grado de complejidad y desarrollo alcanzado por esta sociedad, se ha construido en Lambayeque un museo inspirado en la arquitectura Moche. En su interior se encuentran los restos del Señor de Sipan y del Viejo Señor, pudiendo apreciar en el trayecto piezas de ceramica y orfebreria ubicadas en modernas vitrinas selladas. Tambien se ha reconstruido un pueblo Moche de la epoca, recreando sus tecnicas de elaboracion de ceramicas y de hilado, que sin duda colmara el interes de cualquier visitante.

Subir



Historia
En el siglo IV de nuestra era los moches dieron sepultura al mas importante de sus "señores". Lo enterraron con la cabeza al sur, cubrieron su nariz y sus ojos con adornos de oro, lo calzaron de plata. Sacrificaron para el a mujeres, niños, llamas. Y los mejores guerreros lo acompañaron en su ultimo viaje para protegerlo.

Los constructores de la ciudadela del Señor de Sipan fueron los Moche o Mochicas, los que se desarrollaron inicialmente en la actual region La Libertad, para luego extenderse hacia los valles de Lambayeque, Chicama, Moche, Viru, Santa y Nepeña, sobre un area de 6.500 km2, y con algunos poblados tambien en Cajamarca y Ancash. Abarca un periodo que va desde aproximadamente 200 años ac hasta el setimo siglo de nuestra era, dentro del que se distinguen cinco fases de desarrollo consecutivas.

El centro mas importante estuvo en el valle de Moche, muy cerca de la actual ciudad de Trujillo, en donde se hallan las edificaciones mas notables, como son las huacas del Sol y la Luna, y El brujo, las que debieron ser parte importante del complejo sistema de administracion estatal.

Los Mochicas fueron un pueblo muy guerrero y esclavista, con muy marcadas diferencias sociales y una gran fortaleza para desarrollar una gran cultura basada en la irrigacion artificial de los valles costeños. Mediante canales lograron irrigar mas tierras que en la actualidad. Sus grandes monumentos son testimonio de su alta organizacion. Ellos desarrollaron casi todas las tecnicas metalurgicas, el comercio y su muy especial ceramica realista y expresiva.

Mas de 1700 años despues, ese mismo "señor" ha dado un salto prodigioso hasta nuestros dias. No lo ha hecho solo, por supuesto: un equipo de arqueologos peruanos liderados por el Dr. Walter Alva hallo los restos del desde entonces conocido como "Señor de Sipan" en el departamento de Lambayeque, al norte de la costa peruana. Era el año de 1987 y, desde entonces, el monumental hallazgo se ha considerado uno de los mas importantes de los ultimos tiempos. La estructura hallada en la localidad de Sipan consta de tres recintos piramidales en los que descansa el gobernante acompañado de un sequito de subditos.

Pero mas alla de lo espectacular del descubrimiento, y de la belleza de sus ricos adornos, las Tumbas Reales del Señor de Sipan han permitido a los arqueologos e historiadores reconstruir una parte desconocida de la impresionante cultura que durante siglos domino gran parte del norte peruano: los moches.

En la actualidad - y luego de ser exhibidas en distintos paises de America, Europa y Asia - los restos del Señor de Sipan descansan en su lugar de origen. Una amplia muestra puede visitarse en el Museo Tumbas Reales de Sipan en la ciudad de Lambayeque. Asi, aquel noble señor descubrira su misterio a las generaciones venideras.

Subir


Datos Generales

Clima: El clima de la region es calido, la temperatura media anual es de 20º C. maximas superiores a los 30º C en verano y minimas absolutas por encima de 15ºC en invierno.

Acceso: Las tumbas del Señor de Sipan se encuentran a 35 km al sur este de la ciudad de Chiclayo (40 minutos ) y el Museo Arqueologico Brüning, en la provincia de Lambayeque, a 12 km (10 minutos) de la misma.

La costa norte de nuestro pais ha sido cuna de diversas culturas: (Mochica, Sipan, Chimu, etc.). Con el tiempo, algunas de sus huellas fueron cubiertas y sus secretos guardados por la arena del desierto, el mito y el silencio, pero, poco a poco, se han desenterrado y revelado a nuestros ojos.

Los grandes señores de Lambayeque regaron la tierra con sus tumbas. Es por ello que no han permanecido en el olvido. El primero de ellos, que gracias a la tradicion oral sabemos de el, fue Naylamp.

Luego, hubo una larga sucesion de monarcas. Sus ciudadelas, piramides, templos y tesoros, quedaron bajo el barro, pero gracias al trabajo de afanosos y pacientes investigadores conocemos algunos aspectos de estas culturas.


Subir



Huaca Rajada- Centro Religioso
Precisamente, en Huaca Rajada, al sur de Chiclayo (capital del departamento de Lambayeque), a 700 kilometros de Lima, transcurrieron los primitivos dias de la vida del Señor de Sipan.

Este santuario parece haber sido un centro religioso, en tanto que el personaje habria sido un curaca o sacerdote, de acuerdo a los restos encontrados junto a el.

La noticia de su hallazgo dio la vuelta al mundo, por su importante significado arqueologico, magnificencia y cantidad de objetos encontrados . Es el mas importante de la America precolombina y es usualmente comparado con Tutankamon. Pero, sobre todo, su hallazgo nos permite conocer mas detalles de las culturas del norte DEL PERÚ.

Los trabajos comenzaron el 6 de abril de 1987. Especificamente en una plataforma de adobe emplazada delante de dos grandes construcciones piramidales truncas, de mas de 30 metros de altura, cerca del pueblo de Sipan, en el valle de Lambayeque.

La exhaustiva labor arqueologica condujo meses mas tarde al descubrimiento de la camara funeraria intacta de un importante Señor de la region. Ya se intuia que se trataba de algo especial.

Subir


Descubrimiento y Restauracion

Primeros Descubrimientos
En febrero de 1987, un grupo de arqueologos peruanos dirigidos por el Dr. Walter Alva, Director del Museo Arqueologico Bruning de Lambayeque, con la asistencia del arqueologo Luis Chero, detuvieron el saqueo y destruccion de uno de los sitios mas importantes de la costa norte: Sipan, ubicado en los predios de la Cooperativa Pomalca a 40 km. al sureste de Chiclayo.

Una importante tumba de camara ya habia sido expoliada por los profanadores, sin embargo los arqueologos pudieron rescatar de los escombros y perforaciones irregulares algunos importantes testimonios arqueologicos que escaparon al saqueo, entre ellos, un pectoral de recortes alargados de concha, una mascara de cobre de 25 centimetros de ancho y un espectacular baston o cetro de cobre fundido de 1 metro de longitud y cuatro kilos de peso, representando un palacio decorado con simbolos mochicas de guerra y una plataforma con un icono de enigmatica y profunda simbologia: una divinidad, mezcla de felino y saurio, copula con una mujer sobre la luna creciente. ¿Representaba acaso el mito de la creacion o fertilizacion de la tierra?

Con estos primeros hallazgos el entusiasmo fue en aumento, de manera que la excavacion se situo en el sector superior y central de la plataforma, donde se hallo un recinto sorprendente: 1150 vasijas de ceramica, restos de alimentos, 4 coronas de cobre, huesos de llamas y el esqueleto de un hombre, puestos para acompañar a alguien de muy alto rango: "El Señor" (Siec, en el extinto idioma Mochica). Y de veras sorprendente, porque hasta entonces, no se tenia noticia de un hallazgo semejante en la arqueologia peruana.

Mayores Descubrimientos
El trabajo arqueologico de campo fue entonces orientado por mejores certidumbres. Fue asi que se identifico un relleno de tierra delimitado por los adobes cortados de la edificacion. Se retiro progresivamente este relleno y a 3 metros de profundidad nos encontramos con el esqueleto deteriorado de un hombre joven, portando un escudo de cobre sobre el antebrazo y restos de un casco dorado en el craneo, la tipica y sobria indumentaria de un soldado Mochica, cuyos pies amputados simboliza la obligacion de permanecer para siempre en su puesto de vigia.

Unos 50 cm. abajo surgieron las huellas de 17 vigas de madera de algarrobo dispuestas paralelamente, formando el techo y sello de una posible camara cuadrada de 5 metros por lado.

Despues de toda esta sucesion de descubrimientos, en la intimidad cientifica del equipo de arqueologos latia casi una absoluta certeza: se estaba a punto de llegar a un fabuloso e importante descubrimiento que aportaria valiosas luces al conocimiento cientifico del mundo mochica.

Encuentros Cercanos
Efectivamente fueron encuentros cercanos porque limpiando minuciosamente con brochas y espatulas los sedimentos, se pudo descubrir 8 haces de cintas de cobre oxidado cuya maleabilidad pudo ser manejada como si estas fuesen de cuero para "armar" el primer ataud de madera conocido en la arqueologia americana.

Penetrar en el significo un verdadero trabajo de cirugia, pues habia que retirar, con profesional delicadeza, las masas de terreno que cubrian comprimidas su contenido. Al hacerlo, milimetro a milimetro, surgio la mayor sorpresa y quiza el momento mas importante de toda la excavacion: la mirada energica de un perfecto y diminuto rostro de oro que el Dr. Walter Alva -director del equipo- jamas olvidara por aquella sobrecogedora impresion de un mutuo encuentro por encima de los tiempos.

La mirada provenia de una figura humana situada al centro de una orejera circular de oro y turquesas. Sin duda, el objeto de arte mas bello de todo el conjunto y, probablemente, el mejor exponente de la orfebreria mochica conocida hasta la fecha. Esta orejera de apenas 92 milimetros, era un disco bordeado de pequeñas esferas de oro en cuyo centro estaba esta escultura tridimensional que representa un jefe guerrero mochica. Su realismo es tal que puede notarse hasta en los dedos de la mano que sujeta una porra de combate, asi como en los tensos musculos de sus piernas. Vestido con tunicas de turquesas, una corona semilunar en la cabeza y un adorno movil en la nariz, ademas tenia un collar de minusculas cabezas de buho entrelazadas con finos hilos de oro; de la cintura le pendian dos sonajeras tambien de oro y franqueado por otros dos guerreros trabajados en mosaicos de turquesas y oro.

Un Sarcofago Cerrado
A partir de alli, la historia comenzo a aparecer en su perfecto orden: los restos fragmentados del craneo -de quien ya se llamaba "El Señor de Sipan"- con dos pares de orejeras de oro y turquesas a ambos lados. Luego, tres lanzas agudas y discos de cobre.

Los pies del Señor, calzados con sandalias de plata, estaban orientados exactamente hacia el norte cardinal y la cabeza hacia el sur.

Alrededor del fardo funerario, originalmente envuelto en mantos de algodon de suntuosos bordados con finas placas de cobre dorado, se encontraban muchas conchas de spondylus traidas desde el Golfo de Guayaquil, muy apreciadas en los ritos del Antiguo Peru. Progresivamente se fueron develando estandartes cuadrados con figuras humanas en cobre laminado, representando un personaje con los brazos y puños en alto que volvio a aparecer al centro de un hermoso relieve dorado, sobre una lamina en forma de "V", a manera de brazos extendidos con las palmas abiertas.

A estas alturas, el equipo de arqueologos ya estaba al frente de un momento historico sin precedentes. De alli en adelante la fineza de los trabajos encontro cubriendo los huesos de la cara del Señor, un par de replicas de sus ojos en oro asi como una nariguera y un protector del mismo metal. Este ultimo, debio cubrir el menton hasta las mejillas. Cerca del rostro, se encontraron, ademas, dos livianas narigueras de oro.

Luego, se pudo ver que el craneo descansaba sobre un casquete tambien de oro y un tercer par de orejeras en el mismo metal y turquesas que representaban a un venado en actitud de correr.

Siguiendo con aquella maravillosa continuidad de hallazgos, aparecieron 11 pectorales de pequeñas cuentas de conchas rojas, blancas y anaranjadas y se habian dispuesto sobre el pecho, las piernas y debajo del cuerpo. Abanicos de plumas formaron varios tocados. Cientos de cuentas de turquesas de apenas 2 milimetros formaban los elegantes brazaletes del Señor. Y sobre el pecho, aparecieron dos filas con un total de 20 frutos metalicos de mani; 10 del costado derecho eran de oro y la otra mitad de plata. Este primer indicio con una simbolica dualidad o biparticion, resulto una importante constante entre los objetos rituales del entierro, pues el Señor al estar orientado de sur a norte, su lado derecho estaba asociado al naciente, es decir, al sol; y la plata de la mitad izquierda ligada al poniente, o sea a la luna. Este orden dual se encontro en otros importantes objetos y ofrendas del ajuar funerario. Asi, un lingote de oro reposaba sobre la mano derecha y otro similar de cobre en la mano izquierda. La derecha sujetaba tambien el mas importante simbolo de su poder y jerarquia terrena: una especie de cetro y cuchillo coronado por una vistosa piramide invertida de oro, con relieves en los que un jefe guerrero ricamente ataviado, tomaba por el cabello a un prisionero y dirigia con la otra mano un mazo hacia el rostro. Esta dramatica representacion se refiere a la captura, suplicio y sacrificio de prisioneros de los guerreros Mochicas.

En la mano izquierda habia un cuchillo de plata con la misma representacion en escultura miniaturista.

A la altura del cuello encontramos tambien un collar -con 71 esferas de oro en degrade, y sobre el pecho un cuchillo del mismo metal hacia la derecha y otro de plata hacia la izquierda. Representando, como ya dijimos, la dualidad y el equilibrio que volvian a estar presentes, simbolizando acaso el naciente y el poniente, el dia y la noche, lo puro y lo impuro, la vida y la muerte, el Sol y la Luna, lo positivo y lo negativo y todo lo que siendo opuesto, resultaba necesariamente complementario.

Notablemente, el Señor yacia tambien esta sugerente orientacion, como si el eje de su cuerpo equilibrara las fuerzas representadas.

Los huesos del Señor se encontraban casi desintegrados en astillas y fue una dificil tarea el recuperarlos, mediante cuidadosas y dosificadas capas de resina acrilica que los endurecieron, permitiendo retirar la osamenta completa, como si fuera un fosil petrificado. Las miles de cuentas de los pectorales tuvieron que adherirse a unas papetas de algodon de resina.

La Camara Funeraria
Tras la limpieza sistematica de la seccion central de la plataforma, se identifico un relleno de tierra delimitado por los adobes cortados de la edificacion. Retirando progresivamente este relleno, a tres metros de profundidad, se hallo el esqueleto deteriorado de un hombre joven portando un escudo de cobre sobre el antebrazo y restos de un casco dorado en el craneo, la tipica y sobria indumentaria de un soldado mochica, cuyos pies amputados, simbolizan la obligacion de permanecer para siempre en su puesto de vigia. Unos 50 centimetros abajo surgieron las huellas de 17 vigas paralelas desintegradas que formaban el techo y sellaron la camara de cinco metros por lado.

Al centro se develaron ocho haces de cintas de cobre oxidado que integraban las amarras del primer ataud de madera conocido en la arqueologia americana. Penetrar en el significo un arduo trabajo de cirugia, ya que el contenido se encontraba en capas comprimidas por la masa de relleno que cubrio la camara. Entre los sedimentos aparecio el perfecto y energico rostro en miniatura de una minuscula escultura que representa un jefe guerrero mochica, vestido con tunica de turquesa, una corona semilunar sobre la cabeza y un adorno movil en la nariz. Minusculas cabezas de buho colgaban del cuello, sujetas por hilos de oro y sonajeros de su cinturon.

El derroche de realismo llegaba a mostrar los tensos musculos de las piernas, el brazo derecho sujetaba un mazo de guerra y del antebrazo izquierdo habiase apenas desprendido el diminuto escudo. Esta delicada figura correspondia a la parte central de una orejera discoidal, bordeada por pequeñas esteras de oro. A ambos lados de nuestro personaje se encontraban dos guerreros de perfil, trabajados en milimetricos mosaicos de turquesas y oro.

La limpieza de la primera capa nos mostro dos pares de orejeras de oro y turquesa, hacia ambos lados del craneo. Tres lanzas agudas y discos de cobre descansaban en la parte central, donde volvio a relucir un lingote de oro solido.

Los pies del Señor se encontraban calzados con sandalias de cobre. Alrededor del fardo funerario, originalmente envuelto en mantos de algodon, se encontraban muchas conchas de spondylus, traidas desde el golfo de Guayaquil, muy apreciadas en los ritos del Antiguo Peru. Cubriendo los huesos de la cara habia un par de ojos de oro, una nariz y un protector del mismo metal para el menton que debio cubrir hasta las mejillas como una especie de yelmo. Dos narigueras de oro descansaban cerca del rostro y sobre un casquete del mismo metal reposaba el craneo.

Miles de pequeñas cuentas cilindricas de conchas rojas, blancas y anaranjadas, formaron un total de 11 pectorales dispuestos sucesivamente sobre el pecho, las piernas y debajo del esqueleto. Varios tocados desintegrados formaban una especie de abanicos de plumas con mangos de cobre. Cientos de pequeñisimas cuentas turquesas integraban los elegantes brazaletes del Señor.

Dualidad
Sobre el pecho habia dos filas, con un total de 20 frutos metalicos de mani; 10 del costado derecho eran de oro y la otra mitad de plata. Este primer indicio, con una simbolica dualidad o biparticion, resulta una constante entre los objetos rituales del entierro. Asi, un lingote de oro reposaba sobre la mano derecha y otro similar de cobre en la mano izquierda. La derecha sujetaba, ademas, el mas valioso simbolo de su poder y jerarquia terrenal: una especie de cetro y cuchillo coronado por una vistosa piramide invertida de oro con relieves en los que un jefe guerrero ricamente ataviado tomaba por el cabello a un prisionero y dirigia con la otra mano un mazo hacia el rostro. Esta representacion se refiere a la captura, suplicio y sacrificio, de prisioneros de los guerreros mochicas. En la mano izquierda habia un cuchillo de plata con la misma imagen en escultura miniaturista.

A la altura del cuello se hallo un collar con 71 esferas de oro, y sobre el pecho un cuchillo, siempre de oro, hacia la derecha, y otro de plata hacia la izquierda. Dualidad y equilibrio que simbolizaban, acaso, el naciente y el poniente, el dia y la noche, lo puro y lo impuro, la vida y la muerte, el Sol y la Luna, lo positivo y lo negativo, y todo lo que siendo opuesto resulta complementario.

Debajo del cuerpo surgio en todo su esplendor la gran diadema semilunar de oro: una hoja de 62 centimetros de ancho y 42 centimetros de altura, que solo aparecia en la iconografia mochica, relacionada a los personajes de la mas alta investidura que reciben honores y ofrendas. Detras de una tarima de madera fueron depositados dos sonajeros semicirculares de oro, finamente repujados con la figura de una de las mas notables deidades de los Moche: el Ai-apaec o "decapitador", portando en sus manos un cuchillo y una cabeza humana.

Como es de suponer, otros objetos mas fueron retirados de debajo del cuerpo del Señor, quien -se especula- murio entre los 35 y 40 años de edad.

Alrededor del ataud se descubrieron los restos de dos mujeres menores de 20 años, que probablemente fueran las esposas o favoritas de su amo. Una de ellas llevaba una corona de cobre y apuntaba con su cabeza al oeste y la otra estaba en posicion totalmente opuesta. Al lado de ellas se encontraron los esqueletos de dos hombres mirando hacia arriba. Un escudo, tocados de cobre y un mazo de guerra, señalaban a uno de ellos como un guerrero. El otro estaba en posicion invertida, con un pectoral de conchas, y junto a sus piernas el esqueleto de un perro. ¿Seria el sabueso del Señor?. Finalmente, dos llamas fueron los primeros sacrificios colocados en la camara.

Por los tres lados se encontraban cinco nichos con 212 vajillas de ceramica y ofrendas de comidas, mayormente jarros escultoricos representando personajes sentados y algunos guerreros en una ordenada disposicion que sugiere una escenografia ritual.

Durante dos años Sipan ha recorrido los principales museos norteamericanos y europeos. Ha sido visto por cuatro millones de personas, ha elevado el conocimiento de las culturas aborigenes de America y ha provocado una revaloracion de todo el sentido del mundo indigena. Con Sipan, la cultura Mochica ha empezado a ocupar, para los norteamericanos, el mismo sitial que los incas, los mayas y los aztecas.

Los mochicas, a traves de su ceramica y de su orfebreria, tuvieron manifestaciones esteticas que pueden ser estimadas como la de cualquier arte clasico. Un ceramio moche es una obra perfecta. La cultura Mochica se desarrollo entre los siglos 1 y IV de nuestra era en toda la costa peruana. Fue una cultura muy vital, con una exquisita sensualidad que no se ve en otras culturas. Esa fuerza expresiva no fue otra cosa que el reflejo de la extraordinaria vitalidad del pueblo mochica.

Perfil del Primer Gobernante
¿Como fue fisicamente este hombre?¿Como era? ¿De que murio?
Gracias a los analisis de John Verano, antropologo fisico del Smithsonian Institution, se puede decir que el Señor de Sipan habria muerto a los 35-45 años. No hay indicios de una muerte violenta, ni tampoco de procesos degenerativos en su esqueleto. Tal vez su deceso puede haber sido causado por alguna enfermedad o epidemia, si se tiene en cuenta que el promedio de edad para la epoca se encuentra, aproximadamente, en los 35 años.

Media 1 metro y 66 centimetros, estatura bastante alta para su tiempo en muchas partes del mundo. Como sus huesos no presentaban inserciones musculares muy fuertes, puede deducirse que no era muy corpulento, que no desarrollo trabajos fisicos intensos en su vida. El craneo tiene un ligero aplanamiento en la region occipital, producto de la costumbre nativa de colocar a los recien nacidos en rigidas cujas. Su dentadura estaba bien conservada. El poco desgaste evidencia una dieta blanda, alimentos selectos o preparados. Estas caracteristicas parecen diferenciarlo del comun de los hombres de su tiempo.

Debajo del cuerpo, al retirar la osamenta, surgio en todo su esplendor -al centro del ataud- la gran diadema semilunar de oro: una hoja de 62 cm. de ancho y 42 cm. de altura, dimensiones que no tenian registro en la arqueologia peruana y que solo aparecia en la iconografia Mochica, relacionada a los personajes de la mas alta investidura que acaparan honores y ofrendas.

Debajo de una desintegrada tarima de madera, fueron depositadas 2 sonajeras semicirculares de oro, finamente repujadas con la representacion de una de las mas importantes deidades de los Moche. El Ai-Apaec o "decapitados", portando en sus manos un cuchillo y una cabeza humana.

Apenas unos centimetros al norte estaba un impresionante protector coxal de oro de 45 cm. de altura. Este objeto en forma de hacha remataba tambien con la figura de la misma deidad. Otro protector igual de plata se encontraba tambien cerca y muchos adornos mas en cobre, cobre dorado y plumas fueron finalmente retirados debajo del esqueleto del Señor.

La Muerte como Privilegio
Excavando alrededor de los cuatro costados del ataud vacio, volvia la ordenada disposicion simbolica: a la cabeza y a los pies del sarcofago, descubrimos los restos de 2 mujeres jovenes que aun no habian cumplido 20 años al morir, probablemente fueron las esposas o favoritas de su amo. Una de ellas llevaba una corona de cobre y apuntaba con su cabeza al oeste y la otra estaba en posicion totalmente opuesta. Cabeza con cabeza a estas mujeres y franqueando al Señor, se encontraban los esqueletos de dos hombres que miraban hacia arriba. Un escudo, tocados de cobre y un mazo de guerra señalaban a uno de ellos como un guerrero. El de la izquierda estaba en posicion invertida, con un pectoral de conchas, colgajos metalicos y junto a sus piernas el esqueleto de un perro. ¿Acaso el valioso sabueso del Señor en sus cacerias rituales?

Una tercera mujer subyacia a la primera de la cabecera y un niño de 10 años se encontro en la esquina sur. Finalmente, 2 llamas fueron los primeros sacrificios colocados en la camara. Por los tres lados se encontraban un total de 5 nichos u hornacinas con 212 vajillas de ceramica y ofrendas de comidas, mayormente jarros escultoricos representando prisioneros o personajes sentados y algunos guerreros en una ordenada disposicion que sugiere una escenografia ritual que hoy impresiona al mundo.

Subir


Restauracion y Conservacion
Al revelar la tumba, surgio el delicado problema de la conservacion inmediata de los diversos ornamentos y emblemas metalicos confeccionados en cobre, plata y cobre dorado, afectados por la fuerte corrosion, un dificil reto para los escasos recursos y equipo disponible en el pais. El Museo Bruning acudio a la Comunidad Cientifica internacional en busca de ayuda y esta llego oportunamente a traves del Museo Central Romano-Germanico de Mainz-Alemania, firmandose con el INC un Convenio de Cooperacion Cientifica para la restauracion integral de la tumba, su estudio metalografico, formacion de restauradores peruanos en Alemania e instalacion de laboratorio de conservacion en Lambayeque y finalmente, la publicacion cientifica de la excavacion y restauracion. Objetivos que se cumplen de acuerdo a lo previsto. A fines de noviembre de 1988, en cumplimiento a la Resolucion Suprema N° 432-88-ED, los restos del "Señor de Sipan" y sus pertenencias de rango, viajaron a Mainz, integrando un conjunto de 663 especies. El tratamiento debia ser largo por su naturaleza, variable composicion metalica, (aleacion por estratos), tratamiento de superficies, (dorados y plateados) y avanzada corrosion.

La primera accion ejecutada para frenar la desintegracion fue colocar los hallazgos metalicos en camaras de nitrogeno construidas de acuerdo a las especificaciones de cada pieza.

Para las aleaciones de cobre se utilizo un nuevo metodo, consistente en la reduccion en plasma de hidrogeno a baja presion con estimulacion por alta frecuencia.

Para este procedimiento, los hallazgos se ponen en un recipiente reactivo (reactor) cuyo ambito de gas esta al vacio con poco hidrogeno. Un generador de alta frecuencia a traves de su energia electrica crea el plasma en el reactor. Se acelera la reaccion consecutivamente para reducir a metales los oxidos metalicos, aumentando la temperatura hasta aproximadamente 200 y 300 grados Celsius. Segun la temperatura y la duracion de la aplicacion puede manejarse la reduccion, asi el restaurador tiene la posibilidad de interrumpir la reaccion en el momento mas oportuno. Despues se decapa mecanicamente la costra de aglomerado. Realizado este tratamiento, aparecio en muchos casos la pieza en su brillo metalico original, otras veces incluso las huellas de herramientas y del uso original.

La ceramica fue restaurada, sometida a analisis quimicos y de termoluminiscencia para determinar y comparar su antigüedad. Asimismo, se limpiaron y analizaron las cuentas de spondylus y turquesa, materiales organicos como: plumas, cuero, madera y textiles.

Estudios Arqueologicos Actuales
Los trabajos de investigacion arqueologica continuan y son 9 tumbas de diversa epoca y jerarquia las hasta hoy descubiertas en el Mausoleo de Sipan, hallazgos que enriquecen el conocimiento de esta maravillosa cultura.

Durante cuatro años (1988-1992) los tecnicos del Museo Central de Mainz, restauraron los objetos pertenecientes a la Tumba de Señor de Sipan y capacitaron a profesionales peruanos en esta disciplina, lo que permitio salvar casi la totalidad de los ornamentos de cobre hallados en los contextos funerarios.

En 1990, se inauguro el Laboratorio de Restauracion de Metales del Museo Bruning, hoy por hoy el mejor de America de Sur. Sus tecnicos realizan una indesmayable labor, y ya han restaurado los objetos, ornamentos y emblemas pertenecientes a la Tumba del Sacerdote, "El Viejo Señor", Tumba 4, Tumba de los Guerreros y los recientes hallazgos.

Las metodologias de restauracion del Laboratorio Peruano, se han ido enriqueciendo con los retos encontrados en estos 6 años, de tal manera que el Peru esta en condiciones de ofrecer un aporte a la restauracion mundial, a partir de Sipan. Es asi como nuestro pais se inserta en la modernidad y el desarrollo hacia el tercer milenio.

Subir


Museo Señor de Sipan
A partir del año 1997, despues de cuidadosas evaluaciones tecnicas y reflexiones para el futuro, el proyecto de un Museo propio para los descubrimientos arqueologicos de Sipan dejo de plantearse como una sala adicional o un edificio anexo al Museo Brüning para concebir un proyecto de mayor envergadura y largo alcance que supere las limitaciones de los museos actuales del Peru y se acerque a la tendencia mundial de planificar estas instituciones como centros culturales, cientificos, educativos y turisticos de asistencia masiva.

Se necesitaba contar con amplias instalaciones, buenos servicios y una museografia innovadora. En sintesis, un Museo para un nuevo siglo. La permanente discusion y coordinaciones entre los arqueologos y el arquitecto Celso Prado Pastor, comprometieron a su principal gestor, Walter Alva, a la busqueda de un terreno adecuado y obviamente a nuevas gestiones para obtener mayores recursos financieros que hicieran posible esta obra aparentemente utopica, que algunos funcionarios, autoridades o politicos, consideraron innecesaria y “faraonica”, recomendando una construccion mas pequeña y barata o la lamentable costumbre de adaptar locales estatales a este fin. La ubicacion definitiva del Museo, aparte de la posible disponibilidad de areas adecuadas, exigia una cuidadosa evaluacion tecnica que resultaria determinante para garantizar una construccion de sus caracteristicas e importancia.

Las gestiones para contar con el terreno concluyeron gracias a la decision del entonces ministro de Educacion, Domingo Palermo, aprobandose la transferencia de 7 hectareas, propiedad del Ministerio de Agricultura. Sobre esta base, inmediatamente se replantearon los estudios y el nuevo diseño del Museo con sus conceptos basicos ya definidos. Lambayeque es una ciudad de manejable entorno urbano y caracter educativo por su universidad y sede de dos cuarteles del Ejercito, que garantizarian su seguridad para las proximas generaciones. Cabe mencionar que ningun pais exhibe un tesoro nacional de la magnitud e importancia de Sipan en el mismo lugar del hallazgo (casos de Monte Alban en Mexico, Tutankamon o China). Las zonas rurales tienen riesgos de caracter ambiental y geograficas, y seguridad frente a conmociones sociales o incursion delictiva.

Arquitectura del Museo
Bajo la nueva decision conceptual del Museo, el proyecto fue reestructurado perfeccionandose el diseño definitivo de su arquitectura y funcionalidad museografica. El edificio fue concebido arquitectonicamente como una gran piramide trunca de concreto armado, inspirada en los antiguos santuarios Mochicas. El concepto, manejado por el arquitecto Celso Prado, fue la creacion de un volumen arquitectonico de evocacion historica y definida personalidad que sin llegar a una reproduccion o recreacion, se constituyera en un verdadero modelo arquitectonico original.

Previendo las necesidades de circulacion y servicios y tratando de superar los problemas funcionales de los museos actuales, se cuido de separar cada una de las areas.

En todo momento, arqueologo y arquitecto convinieron que ninguna de las instalaciones o ambientes debian obstaculizar sus funciones. De tal suerte que en la plaza podria encontrarse un bullicioso grupo de escolares, mientras en el auditorio se desarrolla una conferencia y en el museo (aislados de todo el ruido) los visitantes continuan inmersos apreciando el tesoro cultural y conociendo su significado.

El termino de la obra fisica del Museo con sus acabados basicos se concluyo alrededor de octubre del año 2001, convocandose paralelamente los concursos para la confeccion de vitrinas, sistemas de iluminacion, seguridad y museografica

Subir

 

 
 

 

separador


Peru Tours | Turismo en Peru
Contactenos | Terminos y Condiciones


Lima | Centro Historico | Caral | Cusco | Machu Picchu | Camino Inca | Salcantay | Choquequirao | Puno
Lago Titicaca | Arequipa | Cañon del Colca | Nazca | Lineas de Nazca | Reserva de Paracas | Islas Ballestas | Chanchan
Señor de Sipan | Puerto Maldonado | Manu | Tambopata| Candamo | Iquitos | Pacaya Samiria | Tarapoto|Huaraz

Recursos 1 - 2 - 3 - 4 - 5

Welcome Peru Travel - Lima  | Derechos Reservados
Calle Sta. Felicidad 270 - 2do piso Urb. Pando 3ra etapa . Cercado de Lima - Peru
info@welcomeperutravel.com | www.welcomeperutravel.com | Telefono (51-1) 564-3249