separador

www.welcomeperutravel.com

Agencia de Viajes Welcome Peru Tours
Welcome Peru Travel - Agencia de Viajes - Tour Operador

separadorEnglish | Español

| Historia del Peru | Peru Tours | Turismo en Peru | Hoteles en Peru |
| Informacion Util | Biodiversidad |

Welcome Peru Tours - Mapsite | info@welcomeperutravel.com| www.welcomeperutravel.com | Imagenes, Turismo Peru, Aventuraseparador


> Welcome Peru

Peru Tours

> Quienes Somos

Peru Tours

> Informacion Util

Peru Tours

> Mapa del Peru

Peru Tours

> Mapa de Sitio

Peru Tours

> Turismo en Peru

Peru Tours

Lima
Centro Historico
Caral
Cusco
Machu Picchu
Camino Inca
Salcantay
Choquequirao
Puno
Lago Titicaca
Arequipa
Cañon del Colca
Nazca
Lineas de Nazca
Reserva de Paracas
Islas Ballestas
Chan Chan
Señor de Sipan
Puerto Maldonado
Manu
Tambopata
Candamo
Iquitos
Pacaya Samiria
Tarapoto
Huaraz

Peru Tours

PERU TOUR
Paquetes Turisticos

Peru Tours

HOTELES
EN PERU

Peru Tours

> Transporte

- Aereo
- Trenes
- Buses

Peru Tours
Galeria Fotos Peru, Imagenes Peru

Galeria de Fotos

Peru Tours
Calendario Turistico Peru, Fiestas, Costumbres, Regiones Peru

Calendario Turistico

Peru Tours

Clima del Peru, Regiones Peru, Costa Peru, Sierra Peru, Selva Peru
Peru Tours
Noticias Peru, Turismo, Actualidad Turistica
Peru Tours

Terminos y
Condiciones

Peru Tours

Testimoniales

De:
Maria Hernandez
Enviado:
Sr. Dante Valenzuela Mi esposo Pablo y yo Maria Alejandra quisieramos agradecerle a usted y a todo el personal de su agencia todas las atenciones, la calidez humana, buena organizacion y profesionalismo que hicieron de nuestro viaje al Peru una experiencia inolvidable. El cumplimiento en el itinerario fue muy puntual, los tours y los guias fueron maravillosos, la informacion que recibimos ........

Leer +

Peru Tours
separador

Los Inicios | La Leyenda De Los Hermanos Ayar | La Primera Conquista De Pachacutec | La Planificacion Del Nuevo Cusco
  Conquistas De Capac Yupanqui
| Las Conquistas De Tupac Yupanqui
 Gobierno De Huayna Capac
| Gobierno De Huascar
 Emboscada En Cajamarca
| El Colapso Incaico

Historia


Los Inicios

En el ambito andino no existia el concepto de la creacion del mundo. Los pobladores andinos decian haber salido de sus lugares de origen con todos sus atuendos, adornos de cabeza y armas. Para los incas, este lugar de origen era una cueva; los chancas decian haber salido de dos lagunas mientras otros consideraban como pacarinas al mar, volcanes o cerros nevados.


Subir


La Leyenda de los Hermanos Ayar

Uno de los principales mitos sobre el origen de los incas fue el de los hermanos Ayar, salidos de una cueva llamada Pacaritambo, Posada de la Produccion, Posada del Amanecer o Casa del Escondrijo. Dicho lugar se encontraba en el cerro Tambotoco, el mismo que tenia tres ventanas. De una de estas ventanas, Maras Toco, procedia "sin generacion de padres", a manera de generacion espontanea, el grupo de los maras Sutic. De otra ventana, Capac Toco, salieron cuatro hermanos cuyos nombres eran Ayar Uchu, Ayar Cachi, Ayar Manco y Ayar Auca. Ellos estaban acompañados por sus cuatro hermanas, Mama Ocllo, Mama Huaco, Mama Ipacura o Cura y Mama Raua. Cada cronista, segun las referencias de sus informantes, cuenta con pequeñas variantes estos episodios.

Los legendarios Ayar con sus hermanas iniciaron un lento andar por punas y quebradas cordilleranas, con el proposito de encontrar un lugar apropiado para establecerse. es interesante anotar que en la version de Guaman Poma Mama Huaco es mencionada como madre de Manco Capac y se alude a una relacion incestuosa entre ellos. "En el analisis psicoanalitico del mito no se encuentran las dos prohibiciones fundamentales, la del incesto y la del parricidio y mas bien se hace manifiesta la existencia de una red de relaciones fraternas en la que el incesto aparece dado. En este mito no existe la pareja conyugal, solo el binomio madre/hijo o hermano/hermana. Dentro de tal sistema de relaciones, la interdiccion realizada por el padre en el interior del triangulo esta ausente. El sistema de parentesco presente en el mito de los Ayar parece implicar, desde esta perspectiva, una relacion dual entre el hijo y la madre" (Hernandez y otros, 1987). Segun la narrativa de los cronistas, los hermanos no tardaron en deshacerse de Ayar Cachi por temor de sus poderes magicos, pues con un solo tiro de su honda podia derribar cerros o hacer que surjan quebradas. Con engaños lo convencieron de que retorne a Pacaritambo para traer el "napa", insignia de señores, y unos vasos de oro que habian olvidado, llamados "topacusi".

Una vez que Ayar Cachi penetro en la cueva la cerraron con bloques de piedra, en donde quedo atrapado para siempre. Despues de este episodio, los Ayar continuaron su ruta por las serranias. Es importante subrayar que los hermanos, a pesar de no tener un asentamiento fijo, no dejaban de ser agricultores. Es asi que una vez establecidos en un paraje se quedaban en el durante algunos años, y despues de lograr sus cosechas emprendian de nuevo la marcha.

Sarmiento de Gamboa cuenta que en su peregrinacion, los hermanos arribaron a un lugar llamado Guanacancha a cuatro leguas del Cusco. Alli se quedaron un tiempo sembrando y cosechando, pero no contentos reanudaron su marcha hasta Tamboquiro en donde pasaron unos años. Luego llegaron a Quirirmanta, al pie de un cerro. En ese lugar se celebro un consejo entre los hermanos, en el que decidieron que Ayar Uchu debia permanecer en dicho lugar transformado en una huaca principal llamada Huanacauri Adoptar la forma litica era, en el ambito andino, una manera de perpetuar la divinidad o sacralizar a un personaje, es asi que la forma petrea asumida por Uchu no le impedia comunicarse con sus hermanos El mismo cronista menciona que Mama Huaco era uno de los caudillos del grupo y que en el pueblo de Matagua, esta mujer "fortisima y diestra" tomo dos varas de oro y las lanzo hacia el norte, una cayo en Colcabamba, pero la tierra dura no permitio que hincase. La segunda la arrojo a un terreno llamado Guayanaypata donde penetro suavemente. otros informantes contaron a Sarmiento de Gamboa que fue Manco Capac y no Mama Huaco quien arrojo el baston magico que debia indicar el asentamiento definitivo. Los ayllus errantes trataron de llegar al lugar señalado, pero hallando resistencia entre los naturales se vieron obligados a retornar a matagua. Mientras permanecian alli, Manco Capac ordeno a Ayar Auca ir a poblar el paraje indicado por la vara. Cumpliendo la orden de su hermano, Auca volo hacia dicho lugar, pero al pisar el suelo se convirtio en piedra. Segun las creencias andinas, las "guanca" o piedras eran mojones indicadores de la forma de posesion del espacio. Es asi que Auca bajo el aspecto litico fue el primero en ocupar el sitio escogido, tan largamente deseado, y ordeno a Ayar Mango llamarse, de ahi en adelante, Manco Capac.

Segun Sarmiento de Gamboa, en la lengua hablada entonces, "Cusco" significaba ocupar un espacio de manera magica. Para Garcilazo, "Cusco" era el "ombligo" del mundo en la lengua particular de los incas. Cieza de Leon cuenta en terminos semejantes la llegada de Manco y su gente al Cusco y añade que la comarca estaba densamente poblada, pero que sus habitantes les hicieron un lugar a los recien arribados. Los mitos narrados hasta aqui, referentes a la manera como fue ocupado por los incas el antiguo Cusco, son relatos totalmente distintos de la version dada por Garcilazo. La leyenda de los Ayar, con las transformaciones de los personajes en piedras o "guanca" sagradas, ademas de la larga peregrinacion del grupo de Manco, son episodios muy andinos, presentes tambien en los mitos de las otras etnias. La trashumancia de los incas no fue la de bandas primitivas de pastores y cazadores, sino la de pueblos esencialmente agricolas, preocupados sobremanera en hallar buenas tierras de cultivo. En estas narrativas, una de las dos mujeres de Manco Capac desempeño un rol especial hemos visto la version por la cual, a pesar de ser mujer, Mama Huaco fue la caudilla que lanzo la vara fundante para la toma de posesion simbolica del Cusco. Segun el decir de los cronistas, Mama Huaco cogio un "haybinto" ( boleadora) y haciendolo girar en el aire hirio a uno de los guallas, antiguos habitantes de Acamama, luego le abrio el pecho y sacandole los bofes soplo fuertemente en ellos. La ferocidad de Mama Huaco aterro a los guallas que abandonaron el pueblo, cediendo su lugar a los incas. En un estudio anterior hemos analizado la figura femenina de Mama Huaco y lo que podria significar y representar en el orden sociopolitico de los incas. Ella fue el prototipo de la mujer varonil y guerrera, en oposicion a Mama Ocllo, segunda pareja de Manco Capac. Cabello de Valboa cuenta que Mama Huaco hacia el oficio de valiente capitan y que conducia ejercitos. Esta caracteristica masculina se explicaba en aymara con la palabra "huaco", que en dicho idioma representa a la mujer varonil que no se amedrenta ni por el frio ni por el trabajo, y que es libre. Segun Sarmiento de Gamboa, los cuatro dirigentes que comandaron los ayllus en la llegada al Cusco fueron Manco Capac, Mama Huaco, Sinchi Roca y Mango Sapaca. Es importante recalcar que Mama Huaco es nombrada entre los cuatro jefes del grupo.

No interesa saber si los hechos fueron veridicos o miticos, lo importante es analizar la estructura social que la leyenda sugiere. En esta coya hallamos a la mujer tomando parte activa en la conquista del Cusco, luchando junto a los varones y capitaneando un ejercito. En las leyendas cusqueñas su ejemplo no es el unico en la guerra contra los chancas, la curaca Chañan Curi Coca era la jefa de los ayllus de Choco-Cachona. En la misma leyenda se sabe a traves de los orejones de la ayuda proporcionada por los "pururauca", piedras magicas que en el momento algido de la lucha se transformaron en soldados y lograron el triunfo inca, lo interesante en el mito es la existencia de "pururauca" masculinos y femeninos, o sea que el ejercito de la guerra no era un oficio reservado solo para los varones.

Estos mitos referentes al establecimiento de los incas son basicos porque revelan su cosmovision y sus estructuras sociopoliticas. Manco Capac y sus ayllus habitaron el Cusco bajo y su morada fue el templo de indicancha, mientras que los seguidores de Auca se afincaron e instalaron en la mitad de arriba o hanan. La division por mitades tiene, en su contexto, un sentido de genero y comprende una oposicion y una complementariedad entre los bandos de Hanan y Hurin. Garcilazo de la Vega confirma ese criterio al decir que los hermanos mayores poblaron la parte alta, mientras que los seguidores de la "reina" eran hermanos segundos y poblaron Hurin Cusco. A traves de las noticias de Garcilazo tendriamos que los varones de Hanan eran masculinos / masculinos, y los de Hurin masculinos/femeninos. En cuanto a las mujeres, las de abajo se clasificaban como femeninas/femeninas, y las de arriba femeninas/masculinas. Los prototipos de dichas mujeres serian la femenina/femenina Mama Ocllo y la femenina/masculina Mama Huaco.

Subir


La Primera Conquista de Pachacutec

Despues de su triunfo sobre los chancas, Pachacutec decidio consolidar su señorio y emprender luchas contra los curacas rebeldes que no acudieron en su ayuda. Cuando estaba juntando gente de guerra, llegaron las noticias de que Inca Urco, el co-regente de Viracocha, se hallaba en Yucay con un ejercito. Sin demora, Pachacutec acompañado de su hermano Inca Roca, marcho a Yucay a enfrentarse con Urco. Durante la lucha sobre la barranca del rio Urubamba, Inca Roca alcanzo la garganta de Urco con su honda, con tanta fuerza que le hizo caer al rio. Urco, con sus armas en la mano, fue arrastrado por la corriente hasta la peña llamada Chupellusca donde sus adversarios lo atacaron y le dieron muerte. Numerosos fueron los curacas -cercanos en su mayoria al Cusco- incorporados al naciente Estado durante la primera etapa de la expansion inca. Los principales fueron los Ayarmaca que quedaron definitivamente vencidos y los Ollantay Tambo. Despues de su victoria, Pachacutec mando construir el palacio y ciudadela de Pisac en un alto promontorio con lo cual este nuevo soberano no solo conquistaba nuevos dominios sino que se mostraba aficionado a poseer residencias nuevas. Sin embargo, la conquista que mas puede interesar en nuestros tiempos es la zona de Picchu donde el Inca ordeno edificar un palacio para su regreso, con todas sus dependencias. Al pasar los siglos, ese lugar tomaria el nombre de Machu Picchu. Gracias al aporte de nuevos manuscritos de archivos hallados por Luis Miguel Glave y Maria Isabel Remy y la posterior investigacion de John E. Rowe, sabemos que toda la region de Picchu, junto con la de Ollantay Tambo estuvieron comprendidas entre las tierras privadas del Inca. Continuando con sus triunfos militares, Pachacutec acompañado por Inca Roca, se apodero de Amaybamba en el valle de La Convencion y en la parte media del valle hizo construir un palacio para el llamado Guaman Marca. En el mismo documento que narra estas noticias se dice que el siguiente soberano, Tupac Yupanqui, trajo desde Chachapoyas a numerosos mitimaes para poblar la parte baja del valle con la obligacion de sembrar cocales. Ademas, el manuscrito menciona la presencia de otro palacio llamado Yanayacu en las alturas de Amaybamba. Cuando estuve en el lugar, el antiguo hacendado de la finca me conto que existe en la region referencia de dichas ruinas pero que no han sido encontradas aun. Habiendo afianzado su poder y asegurado sus dominios cercanos a la capital, Pachacutec se lanzo a conquistas mas lejanas. Asi domino a los soras y a los lucanas y trajo a sus jefes duales presos para celebrar su victoria. Otros señores, al ver su creciente poderio, prefirieron aceptar los "ruegos" de la reciprocidad y no arriesgar sus vidas en una contienda. Despues de descansar un tiempo, el Inca volvio a reunir sus ejercitos y esta vez decidio ir contra el señor del Collao. Asi, se enfrento contra el temido Chuchi Capac de Hatun Colla a quien vencio despues de ardua lucha. Con este triunfo, los cusqueños se hicieron dueños de las extensas tierras de Chuchi Capac, las cuales comprendian los enclaves selvaticos que producian las preciadas hojas de coca y las tierras situadas en la costa donde obtenian maiz, aji y pescado salado. Estos fueron los primeros contactos con los grupos etnicos costeños.

Subir


La Planificacion del Nuevo Cusco

Se despuebla el viejo Cusco
Desde los primeros años de su gobierno, Pachacutec se preocupo por la reconstruccion del Cusco. El cronista Sarmiento de Gamboa cuenta que el Inca paseaba por la ciudad mirando atentamente su entorno. Para cumplir sus deseos, decidio despoblar el Cusco de sus habitantes para efectuar un nuevo trazo y repartir solares y terrenos a quienes el consideraba debian vivir en su capital. Cordel en mano, el mismo Inca media calles y canchas para la gran satisfaccion de los linajes reales (panacas) y de los antiguos ayllus custodios del soberano. Hasta entonces, el Cusco no pasaba de ser un villorrio bastante ruin y rustico frecuentemente anegado por sus dos pequeños rios, el Huatanay y el Tulumayo. La reconstruccion se inicio con la canalizacion de los arroyos para evitar las cienagas en la temporada de lluvias y de las acequias portadoras de agua para la ciudad. Betanzos narra la manera en que se procedio a la refaccion del Cusco. Pachacutec valiendose de la reciprocidad, convoco a los curacas principales y a las autoridades andinas a que vinieran a la capital. Despues de las fiestas acostumbradas, deliberaron sobre el envio de diez señores con la mision de ir por los pueblos en busca de subsistencia y de canteras adecuadas. Cuando todos los problemas estuvieron resueltos, los señores enviaron al Cusco gente para las obras. Unos tenian la tarea de acarrear piedras toscas para los cimientos, otros traian barro pegajoso y le añadian paja o lana para labrar adobes, otros acopiaban madera de alisos. El arquitecto Gasparini supone que desde el Collao vinieron expertos talladores de piedra, herencia de los antiguos tiahuanacotas. Las plazas incas eran extraordinariamente amplias, de forma trapezoidal y en ellas se desarrollaban actividades religiosas y sociales. El rito de la reciprocidad se efectuaba en la plaza de Aucaypata y en ella los ayllus y linajes reales se reunian a comer, beber y bailar las danzas ceremoniales del calendario cusqueño. Tambien en dicha plaza se efectuaban las celebraciones del triunfo de los ejercitos inca que consistia en extender por el suelo el botin obtenido y a los señores presos. Sobre todo ello paseaba el soberano en signo de sumision de sus enemigos y de poder sobre sus nuevas adquisiciones territoriales.

El Coricancha
Pachacutec puso todo su empeño en la reconstruccion del santuario de Inti Cancha o Recinto del Sol que hasta entonces era bastante pobre. No solo se labraron las paredes con piedras primorosamente talladas, sino que los adornos fueron un derroche de oro. Los primeros españoles, que vieron el santuario en todo su esplendor, cuentan que existia un jardin con plantas, flores, aves e insectos de metal precioso. Los aposentos principales del santuario estaban dedicado, uno al Sol, otros a la Luna, Trueno y Arco Iris; todos comunicaban con el jardin de oro. Distintos relatos dicen que el Sol estaba representado en una pared con una plancha ovoide de oro, mientras que Garcilaso menciona una cara. Es posible que a traves del tiempo existieran cambios en las tendencias religiosas. Las momias de los antiguos soberanos se conservaban en el templo y eran llevadas a la plaza para las grandes ceremonias. En la pieza de la Luna se conservaban los restos de las coyas o reinas apostadas a los costados de la callanca. Solo la madre de Huayna Capac, Mama Ocllo, miraba de frente al astro nocturno.

Cambios religiosos
La mayoria de los cronistas menciona cambios religiosos sucedidos despues de la guerra contra los chancas. Segun parece los sacerdotes principales apoyaron la huida del Inca Viracocha y estaban dispuestos a someterse a sus enemigos. Despues del triunfo de Cusi Yupanqui, el futuro Pachacutec, la situacion se torno incomoda para los sacerdotes. Ademas, el joven principe necesitaba de un padre que lo nombrara como el nuevo soberano. Ante la negativa de Viracocha de pisar los despojos de los prisioneros, Cusi Yupanqui se dirigio al templo de Inti Cancha y pidio el beneplacito directamente al Sol. Desde entonces, los soberanos se consideraron Hijos del Sol. Asi se produjo un cambio religioso pues anteriormente prevalecia el culto a Viracocha que solo tenia un templo en el Estado Inca, mientras se acentuaba la influencia solar. Naturalmente que estos hechos no afectaron la veneracion a multiples huacas e idolos existentes. Mas aun, Pachacutec quiso que las principales huacas permanecieran en el Cusco y les otorgo servidores, tierras y bienes. Se trataba de una manera de controlar posibles rebeliones pues los naturales no se alzaban por temor a las represalias que podian ejercer sobre los idolos.

 

Subir
 


Conquistas de Capac Yupanqui

Estando el Inca Pachacutec absorbido con sus obras en el Cusco, ya no tenia tiempo para continuar con las expediciones. Debido a ello y en vista de que sus hijos eran aun pequeños, encomendo a su hermano Capac Yupanqui dirigirse a la costa, al prospero señorio de Chincha. Existe una relacion de este primer encuentro con los chinchanos pues fue un reconocimiento, un intento por establecer una relacion amistosa antes que una conquista. Al llegar a Chincha, Capac Yupanqui manifesto no querer otra cosa que la aceptacion de la superioridad cusqueña y colmo de regalos a los curacas chinchanos para mostrar la magnificencia inca. Los costeños no tuvieron inconvenientes en reconocer al Inca y seguir pacificamente en su señorio. La prosperidad de estos costeños se debia a los trueques de larga distancia que realizaban por via maritima en balsa con el norte, actual Ecuador. Mas aun, estos "mercaderes a modo de indios", mantenian un intercambio terrestre con hatos de camelidos con el Collao y el Cusco. Es solo posteriormente, durante el reinado de Tupac Yupanqui, que se producira una verdadera anexion territorial.

La segunda salida del general Capac Yupanqui
Despues de un tiempo de la expedicion a la costa, el Inca reunio sus ejercitos para que el general Capac Yupanqui fuera en son de conquista por el camino del Chinchaysuyu, por la sierra. Cerca de Guamanga, los naturales de Parcos se refugiaron en la fortaleza de Urco Collac y ofrecieron resistencia. Entre las tropas al mando de Capac Yupanqui se hallaba un jefe chanca llamado Anco Ayllo, que comandaba a un grupo de esa nacion. Bajo sus ordenes, los chancas asaltaron el fuerte rebelde con tan buena suerte que se apoderaron de el. La noticia enfurecio a Pachacutec porque encontro que el triunfo chanca disminuia a los Orejones cusqueños y envio un mensaje a Capac Yupanqui con la orden de exterminar a todos los chancas. Sin embargo, la noticia fue oida por una concubina del general que era hermana de Anco Ayllu. La mujer dio aviso de las intenciones de los cusqueños y el jefe chanca decidio huir con sus tropas a la region de la selva que protegeria su partida. Por entonces se hallaban en la sierra de Huanuco y de noche en silencio los chancas levantaron su real y se dirigieron a la zona calida de rupa rupa. Descubierta su partida, el general inca los persiguio pero sin exito. Entonces, Capac Yupanqui continuo su marcha por la sierra llegando hasta Cajamarca, lejos de los terminos señalados por Pachacutec. En aquel lugar gobernaba Gusmango Capac que para la ocasion se alio con los chimu y juntos esperaron la aparicion de los ejercitos inca. A pesar de su numero, Capac Yupanqui los vencio y logro un fabuloso botin que asombro a los cusqueños y fue extendido en la plaza de Cajamarca. Segun parece, el general se vanaglorio por haber obtenido tesoros mayores a los de su hermano, el Inca. Solo entonces, Capac Yupanqui tomo el camino de regreso al Cusco con sus adquisiciones. Cuando estaba en Limatambo, llegaron mensajeros del Inca quien ordenaba la detencion del general y la pena de muerte por la huida de los chancas. Segun tradicion inca, el triunfo de Capac Yupanqui lo convertia en habil y suficiente, hecho que hacia sombra al soberano que temio que se sublevara contra el.

Subir


Las Conquistas de Tupac Yupanqui

Los ejercitos inca y la mita guerrera
En los inicios del dominio inca, los ejercitos se formaban solo cuando las cosechas estaban guardadas en las trojes y los soldados marchaban acompañados por sus mujeres, a las que los españoles llamaban rabonas, quienes se ocupaban de sus hombres, de su alimentacion y de curar sus heridas. Mas adelante, con la expansion territorial, se hizo imposible conservar estas practicas tradicionales y, a traves de la mita guerrera, se crearon los ejercitos regulares. Este sistema permitia formar tropas para conquistas lejanas como Charcas, Chile y Ecuador. Los soldados se ausentaban por años y muchos de ellos no retornaban nunca a sus pueblos. Tupac Yupanqui organizo sus ejercitos por escuadrones segun las armas que portaban y marchaban con capitanes de su misma etnia. Los habia portadores de macanas, hondas, porras, estolicas y otras. No faltaban los instrumentos musicales como tambores, trompetas de caracoles marinos y flautas. Los soldados iban vestidos de acuerdo a las costumbres de sus pueblos de origen, lucian penachos y plumas y llevaban patenas de cobre, plata u oro segun sus jerarquias en el ejercito. En algunas regiones, se pintaban el rostro. Al iniciar el ataque cantaban y gritaban para sembrar el espanto en el bando enemigo. Cuentan los cronistas que la griteria era tal que los pajarillos del campo caian al suelo aterrados. Una de las primeras conquistas del joven Tupac Yupanqui fue dirigirse a Chincha. Tiempo atras, el general Capac Yupanqui habia realizado una primera incursion a la zona y habia logrado el reconocimiento de la soberania cusqueña. Ademas, habia obtenido ciertas ventajas como la edificacion de un Aclla Huasi con su dotacion de mamaconas que confeccionaban textiles y bebidas para cubrir las necesidades de la reciprocidad y del culto, ademas de la construccion de una casa, llamada Hatun Cancha, para la administracion inca. La llegada de Tupac Yupanqui confirmo los lazos de reciprocidad con los chinchanos y el Inca solicito mayores tierras estatales. Los curacas locales preferian aceptar los terminos de la reciprocidad que aventurarse en una guerra, que probablemente perderian y que estropearia sus trueques. Ese metodo explica la rapida expansion inca ya que con frecuencia la sola presencia de las tropas cusqueñas era suficiente para la anexion de las macroetnias al Tahuantinsuyo. Sin embargo, aunque el sistema favorecio el rapido crecimiento del Estado, fue tambien un factor determinante de su fragilidad pues basto la aparicion de las huestes de Pizarro para eliminar el tenue lazo formado por la reciprocidad entre las autoridades etnicas y los soberanos incas. La conquista de Guarco
En el siglo XV, el curaca de Guarco era belicoso por tradicion. Su valle estaba defendido por varias fortalezas y por una muralla envolvente que dificultaba cualquier agresion. Los ejercitos inca habian seguido la ruta desde la sierra por el cauce del rio y habian obtenido con facilidad la rendicion del pequeño señorio de Lunahuana. Diferente fue la actitud de los guarco, quienes resistieron durante tres o cuatro años. En este ataque es posible observar las primeras estrategias inca que seguian un patron poco efectivo pues solo combatian en invierno por temor al calor del estio. Ese metodo permitia a los costeños rehacerse y consolidar sus posiciones. Cuentan los cronistas que la jefe de Guarco era una mujer muy hermosa y sus coqueteos dieron celos a la coya que pidio al Inca que dejara en sus manos el dominar a los rebeldes. Divertido, el soberano accedio a ello. La coya envio una embajada a la curaca asegurandole que quedaria en su puesto y solo le pedia celebrar una gran fiesta en honor de Mama Cocha, el mar. Cuando todo el pueblo se hallaba en alta mar, los soldados inca entraron sigilosamente en Guarco y se apoderaron del señorio.

Tupac Yupanqui entra a Pachacamac
El joven co-regente inca llego con sus tropas a Pachacamac pero se acerco al santuario como un peregrino y despues de un largo ayuno, el oraculo consultado le profetizo triunfos y numerosas conquistas. A pesar de su devocion, el principe ordeno la edificacion de un templo dedicado al Sol que llamo Punchao Cancha o Recinto del Dia para contrarrestar la influencia del dios Pachacamac, dios de la Noche y de las Tinieblas. El templo debia ser mas alto que el viejo santuario costeño para demostrar la superioridad del Sol. Los sacerdotes no tuvieron mas remedio que acatar la voluntad del Inca.

Expansion hacia el sur
Despues de un tiempo, el joven Inca decidio probar su suerte en la region selvatica, quizas para asegurarse el abastecimiento de la produccion de coca. Para ello dividio sus efectivos en tres ejercitos y con gran trabajo se adentraron en los bosques (Sarmiento de Gamboa, cap. 49). Segun el cronista, los habitantes del Collasuyu aprovecharon de los rumores que Tupac Yupanqui habia muerto para sublevarse. Avisado Tupac de la situacion, salio apresuradamente de la selva para marchar contra los collas. Despues de sofocar los disturbios y estando en los Charcas con un lucido ejercito, se dirigio a Chile para conquistar la region sureña. Pasaron unos años y regreso Tupac al Cusco triunfante. En Paucartambo lo aguardaba su hermano Otorongo Achachi que dejo en la selva para que apaciguara la region e implantara la organizacion cusqueña. Juntos hicieron su victoriosa entrada al Cusco.

 

Subir


Gobierno de Huayna Capac

Su matrimonio
Era tradicion que el mismo dia que el nuevo soberano recibia la borla, insignia del poder, debia contraer matrimonio. Durante los dos ultimos reinados el matrimonio se habia hecho con una hermana, pero no necesariamente de padre y madre. La ñusta devenia en coya sin importar cuantas mujeres tuviera anteriormente el principe. El relato de esta ceremonia proviene del cronista Santa Cruz Pachacuti y parece mas andino que el de los demas. El Cusco se adorno con esmero y las humildes techumbres de paja se cubrieron con vistosas mantas de plumerias multicolores con aves selvaticas. El oro de las cenefas de los palacios relucia al sol y contrastaba con la severidad de las piedras. Los novios, cada uno en su palacio, ayunaban sin comer sal ni aji y los sacerdotes llevaban a cabo numerosos sacrificios y auscultaban las visceras de los animales sacrificados para averiguar el futuro. El dia indicado Huayna Capac salio en andas ricamente adornadas del palacio de su abuelo Pachacutec acompañado de los Apu Curacas o grandes señores del Collasuyu. Mientras tanto, la ñusta llamada Cusi Rimay partio en andas de las casas de su padre Tupac Yupanqui escoltada por los grandes señores de Chinchaysuyu, Cuntisuyu y Antisuyu. No se sabe el por que del privilegio de la joven de ser conducida por los miembros de los tres suyu mientras que Huayna Capac lo era solo de uno. Es posible que fuese una doncella de mayor rango social que su futuro esposo. Una vez convertido en unico señor, Huayna Capac no se alejo del Cusco a pedido de su madre Coya Mama Ocllo que lo queria mucho y temia una larga ausencia de su hijo. Por ello envio a su tio Guaman Achachi a visitar la larga ruta del Chinchaysuyu hasta el extremo norte mientras el se quedo recorriendo los lugares cercanos al Cusco y al Collao. Al Inca le correspondia mantener las adquisiciones territoriales y continuar ensanchando sus dominios. Sin embargo, en las regiones perifericas del Tahuantinsuyo, tanto en Chile como en el actual Ecuador, lugares mas alejados de los centros de antiguas culturas, no existia la costumbre de la reciprocidad que habia facilitado la expansion del Estado. Pueblos como los chinchas se sometian de buen grado al Incario porque no querian estropear sus intercambios a larga distancia. En las siguientes ausencias de su capital, Huayna Capac se dirigio al sur a los Charcas, Cochabamba y Pocona continuando a Coquimbo y Copiapo. Segun Cieza de Leon, el Inca se quedo doce lunas apaciguando la region y edificando caminos y fortalezas. Su permanencia fue interrumpida por las noticias de rebeliones en Quito, Pastos y Huancavilca que obligaron al soberano a retornar a Cusco y reunir ejercitos. Cada expedicion del Inca exigia una preparacion especial habia que reunir la mita guerrera, convocar a los curacas para pedirles soldados, acopiar viveres, armas y efectuar sacrificios humanos para halagar a los dioses y hacerlos favorables. Tampoco podian faltar las comidas publicas para estrechar los lazos de la reciprocidad entre el Inca, los jefes de las macroetnias y los señores del reino. Por fin se puso en marcha Huayna Capac con un numeroso sequito de jefes, señores y tropas que se iba engrosando a lo largo del camino. Posiblemente los curacas comarcanos acudian a los lugares por donde pasaba el soberano para hacerle su mocha y manifestarle obediencia. Durante su estadia en Cajamarca, Huayna Capac se dirigio a Chachapoyas donde los jefes se habian rebelado y refugiado en una fortaleza. Despues de ser vencidos, numerosos chachapoyas fueron enviados al Cusco en calidad de mitimaes donde aun se encontraban durante el virreinato. Luego, el Inca continuo su ruta hasta llegar a Surampalli, en tierra cañar, donde se "holgo en extremo" por ser su tierra natal y le cambio el nombre por el de Tumibamba que correspondia al de su panaca o ayllu real.

Expedicion a Raura
Huayna Capac paso largos años en el norte de sus estados y es posible que habiendo nacido en Tumibamba prefiriese residir ahi a permanecer en el Cusco. Ademas, numerosas fueron las guerras contra los diversos grupos etnicos de la region que habia que dominar. En uno de esos encuentros contra los carangue y cayambis, los naturales se refugiaron en una fortaleza y en el fragor del encuentro los orejones dejaron caer a Huayna Capac de sus andas y hubiera sucumbido de no haber sido por dos señores que lo socorrieron. En señal de protesta, el Inca hizo su entrada a Tumibamba a pie. Tiempo despues de estos sucesos llego la noticia de la llegada de nuevos refuerzos desde el Cusco. A la cabeza del ejercito estaba el general Mihi que por su alto rango portaba la estatua Huanacauri. Huayna Capac, olvidando la tradicion de la reciprocidad, ordeno al general entrar de inmediato a la lucha. Indignado y profundamente herido, Mihi decidio regresar al Cusco. Avisado Huayna Capac de la conducta del general mando le enviasen grandes regalos como correspondia a la costumbre ancestral. Satisfecho, Mihi retorno con sus ejercitos, marcho a la guerra y salio victorioso. Este episodio ilustra la diferencia entre la mentalidad andina y la europea. En Europa, la actitud de Mihi seria considerada una traicion pero en los Andes, el Inca estaba en falta por haber obviado la reciprocidad. Despues de varios años llego del Cusco la noticia del fallecimiento de muchos parientes del Inca y con esta nueva se dirigio Huayna Capac a Quito para preparar su retorno a la capital. Sin embargo, cayo gravemente enfermo y se cubrio de pustulas. Sintiendose morir llamo a los sacerdotes para designar a su heredero Ninan Cuyuchi. Pero cuando los dignatarios acudieron al principe encontraron que habia muerto. Mientras tanto, el sacerdote del sol llamado Cusi Topa Yupanqui realizaba la ceremonia de la calpa para averiguar la suerte de los designados a traves del sacrificio de una llama blanca. Tanto para Ninan Cuyuchi como para Huascar, el otro pretendiente al poder, los augures fueron desfavorables. Ante la incertidumbre de la situacion, la coya Mama Raura, aconsejada por el sumo sacerdote, partio al cusco a forzar el nombramiento de su hijo Huascar. Los señores decidieron guardar en secreto la muerte del Inca para evitar posibles rebeliones y despues de momificar su cuerpo lo llevaron como si estuviese vivo. Mientras tanto, la corte avanzaba lentamente hacia el sur y Atahualpa, que se habia quedado en Tumibamba, trato de pasar desapercibido junto con parte de los generales que custodiaban el pais de posibles disturbios de los naturales.

Subir


Gobierno de Huascar

Los inicios de la querella entre hermanos
El dignatario encargado de cumplir con las ultimas voluntades de Huayna Capac y de conducir su momia hasta el Cusco fue Cusi Topa Yupanqui quien pertenecia a la panaca de Pachacutec y era deudo de la madre de Atahualpa. Al llegar el cortejo funebre a la capital, los nobles encargados del viaje fueron duramente increpados por Huascar por dejar a Atahualpa en el norte y fueron acusados de conspiracion. De nada sirvieron sus protestas y la afirmacion de su inocencia. A pesar del tormento, no confesaron nada. Sin embargo, Huascar ordeno matarlos pensando que si les perdonaba la vida serian para siempre enemigos peligrosos. Los sucesos disgustaron a los señores del sequito de Huayna Capac y al parecer algunos de ellos retornaron a Quito sin esperar las ceremonias. Mientras tanto, Atahualpa se dirigio a Tumibamba para ordenar la edificacion de un palacio para Huascar, actitud que disgusto al curaca de Tumibamba llamado Ullco Colla quien envio mensajeros secretos a Huascar quejandose del proyecto e insinuando un intento de rebelion de Atahualpa. Para congraciarse con Huascar, este principe envio al Cusco ricos presentes, pero el Inca monto en colera y mato a los mensajeros ordenando confeccionar tambores con sus despojos. Despues partieron embajadores de Huascar camino a Quito con prendas femeninas y afeites para Atahualpa. Estos episodios fueron la causa del rompimiento entre los hermanos. Atahualpa ya no podia regresar al Cusco como lo ordenaba Huascar pues hubiera ido a una muerte segura. Segun el cronista Cobo, los generales de Huayna Capac que permanecieron en el norte fueron los que empujaron a Atahualpa a rebelarse pues ellos juzgaban que si marchaban al Cusco no tendrian la misma situacion con Huascar de la que gozaban con Atahualpa. En estas circunstancias, los cañaris partidarios de Huascar aprovecharon de un descuido de Atahualpa para hacerlo prisionero y lo encerraron en un tambo, pero durante la noche logro Atahualpa hacer un forado en la pared gracias a una barra de cobre proporcionada por una mujer y escapo sigilosamente. Despues contaria que el Sol, su padre, lo transformo en amaru (serpiente) y asi se evadio. Una vez liberado, Atahualpa se dirigio a Quito donde reunio un ejercito para marchar sobre Tumibamba. Tras la victoria, inflingio un duro castigo a los cañaris. Luego se dirigio a la costa y llegando a Tumbes quiso dominar a los isleños de la Puna y se embarco en numerosas balsas. Los de la Puna ofrecieron resistencia y se entablo una batalla naval en la que vencieron los isleños, expertos balseros. En cuanto a Atahualpa, salio herido en una pierna, decidio retornar a tierra y no paro hasta Quito. Entonces el curaca de la Puna ataco Tumbes y arraso el pueblo. En ese estado lo encontro Pizarro cuando llego a sus costas durante su tercer viaje. Ademas, encontro en la isla a unos seiscientos cautivos tumbesinos pertenecientes a las tropas de Atahualpa.

Los desatinos de Huascar
Mientras Atahualpa iniciaba una abierta rebelion contra su hermano, Huascar establecia su gobierno en la capital. En aquel entonces contaba con el apoyo de la nobleza y de la clase dirigente del Tahuantinsuyo. Pero no supo o no se preocupo por conservar su prestigio pues tenia un caracter pusilanime, violento, cruel y desatinado. Huascar no otorgo a los ayllus reales la atencion a la que estaban acostumbrados y no asistia a las comidas publicas en la plaza donde se fortalecian los lazos de la reciprocidad y de parentesco. Otro motivo de enojo hacia el Inca fue haber apartado de su guardia a los tradicionales ayllus custodios y haberlos reemplazado por unos mitimaes chachapoyas y cañaris, o sea advenedizos. Luego, Huascar declaro desear enterrar a todas las momias reales y quitarles a las panacas sus tierras, riquezas, servidores y mujeres. Al mismo tiempo dijo pretender pasarse del bando de Hanan al de Bajo Cusco. Estos hechos muestran hasta que extremos llegaron las diferencias entre el soberano y la nobleza cusqueña que habia sido su mayor apoyo. Muy distinta era la situacion de Atahualpa, la distancia le permitia no tomar parte directa en las riñas entre linajes y tenia el apoyo de los generales de su padre. El desprestigio de Huascar permitio a los miembros de las panacas de Hatun Ayllu, a la cual pertenecia Atahualpa, mantener las intrigas por el poder.

La guerra
Poco a poco, los generales de Huascar se fueron plegando a la causa de Atahualpa. Esta circunstancia explica las constantes derrotas de los ejercitos de Huascar a pesar de contar con grandes efectivos. Asi, los generales de Atahualpa fueron ganando terreno hasta que a Huascar no le quedo mas remedio, como a los antiguos soberanos, que tomar el mismo el mando de sus tropas. Por su parte, Atahualpa marchaba lentamente hacia el sur dejando a sus generales el manejo de la guerra. Asi estando en Huamachuco envio a dos emisarios a consultar a la famosa huaca Catequil por el desenlace de la guerra. El oraculo respondio que Atahualpa tendria mal fin. Furioso, Atahualpa marcho al lugar donde se hallaba el oraculo con su alabarda de oro en la mano. A su encuentro salio un viejo sacerdote vestido con una larga tunica blanca tachonada de conchas de la mar. Sabiendo que era el quien le habia vaticinado tal destino, Atahualpa le asesto un rudo golpe en la cabeza que le destrozo el craneo. Por entonces llegaron las nuevas de la aparicion de extraña gente blanca y barbada llegada en casas de madera que flotaban sobre el mar. No se preocupo Atahualpa por aquella gente que llegaba por segunda vez a sus dominios. En la primera ocasion se fueron sin que pudiese haberlos visto y, por curiosidad de ver como eran aquellos extranjeros, no tomo Atahualpa las precauciones que sus generales recomendaban de atacarlos en algun desfiladero. El Inca hizo caso omiso y mas bien ofrecio a los extranjeros guias y alimentos con la orden de dirigirse a Cajamarca donde el estaria. Mientras tanto, los generales de Atahualpa seguian derrotando a las tropas de Huascar hasta que imprudentemente el Inca se arriesgo en una estrecha quebrada sin conocer las posiciones enemigas. Los experimentados generales de Huayna Capac se dieron cuenta de la imprudencia y encerraron a Huascar entre dos ejercitos. Las triunfantes tropas de Atahualpa avanzaron hacia el Cusco hasta el cerro de Yavira. Ahi llegaron las panacas y los linajes importantes y todos se acomodaron; por un lado los Hanan Cusco y por el otro los Hurin Cusco y se postraron ante el huauque, el doble o hermano del nuevo soberano, para rendirle homenaje y reconocerlo como Inca. Pasado un tiempo llego al Cusco un pariente del nuevo Inca llamado Cusi Yupanqui con ordenes, segun el consenso de los cronistas, de matar a los deudos cercanos de Huascar, a sus mujeres e hijos y para mayor ensañamiento, quemar la momia de Tupac Yupanqui. Destruir la momia o cuerpo de un antepasado era el mayor castigo posible. La venganza contra el Capac Ayllu, al cual pertenecia Huascar, muestra que el enfrentamiento entre dos hermanos era una lucha entre panacas rivales.

Subir


Emboscada en Cajamarca

El tercer viaje de Francisco Pizarro y su llegada a Tumbes
En el tercer viaje, Pizarro encontro el pueblo de Tumbes quemado y destruido por el ataque del curaca de la Puna. Los hispanos tardaron en la costa ocupados en fundar el pueblo de San Miguel de Tangarara y en hacer averiguaciones sobre esa tierra. Ahi fue que se enteraron de la guerra fratricida, situacion que podia serles util para la invasion. Segun el cronista Mena, Atahualpa envio a un capitan suyo disfrazado de hombre humilde para espiar a los cristianos. Este personaje propuso luego atacar al ejercito español en un desfiladero pero el Inca se lo impidio porque queria que subiesen hasta Cajamarca. Lenta y prudentemente avanzaban los españoles y en un reconocimiento del campo, Hernando de Soto llego con cuarenta hombres al lugar de Caxas donde hallaron un pueblo destruido por la guerra pero con los depositos llenos y un Aclla Huasi o Casa de Escogidas. Los soldados quisieron repartirse a las mujeres pero Pizarro tenia prohibido cualquier desman o pillaje que pudiera irritar a los naturales. Estando en Caxas llego un mensajero de Atahualpa que preocupo al curaca del lugar, pero de Soto lo tranquilizo. El enviado traia unos patos degollados rellenos de paja con el mensaje de que lo mismo les sucederia a los cristianos. El emisario de Atahualpa se reunio con Pizarro y el gobernador, como buen diplomatico, se mostro muy complacido con las noticias del Inca y le remitio de regalo dos copas de vidrio y una rica camisa. Ademas, ofrecio su ayuda para combatir cualquier enemigo del soberano. Durante varios dias continuo Pizarro su camino hacia la sierra hasta que llegaron ante el real de Atahualpa, quien les mando regalos de carne asada, maiz y chicha. Un curaca amigo les recomendo no probar bocado por temor a que fuesen viveres envenenados. Al atardecer entraron sigilosamente en Cajamarca, temerosos de algun encuentro armado. Hernando de Soto y Hernando Pizarro solicitaron del gobernador el permiso para dirigirse al real de Atahualpa y verlo de cerca. El Inca estaba sentado en una tiana o asiento bajo a la entrada de una casa rodeado de sus principales y de sus mujeres. Soto se acerco caracoleando su cabalgadura tan cerca del soberano que su borla se movio con el resoplido del caballo sin que el Inca hiciese el menor gesto de sorpresa o de temor. Hernando Pizarro que se habia atrasado, aparecio con un interprete en el anca de su caballo. El Inca les ofrecio de beber y les prometio ir personalmente a la ciudad al dia siguiente. Los españoles pasaron la noche en constante guardia temiendo un ataque sorpresivo pero nada les molesto. Al dia siguiente los mensajeros iban y venian sin que el Inca se diera prisa alguna. Recien al atardecer y ante las repetidas insistencias de Pizarro, Atahualpa se decidio a entrar al pueblo.

El ataque
Mientras tanto, Pizarro dividio sus huestes en cuatro partes y se escondieron en los edificios que rodeaban la plaza. En el primer galpon esperaba Hernando Pizarro con catorce o quince jinetes; en el segundo estaba de Soto con quince o dieciseis caballos; en el tercero se situaba un capitan con otros tanto soldados en tanto Francisco Pizarro con veinticinco efectivos de a pie y dos o tres jinetes esperaban en otro edificio. En medio de la plaza, en una fortaleza que probablemente era un ushnu estaba el resto de la gente con Pedro de Candia y ocho o nueve arcabuceros mas un falconete. Lenta y pausadamente entro el Inca a la plaza despues de que sus soldados la ocuparan parcialmente y se sorprendio de hallarla vacia. Al preguntar por los españoles le dijeron que de miedo permanecian ocultos en los galpones. Entonces avanzo con mucha solemnidad el dominico Valverde con una cruz entre las manos acompañado por Martinillo, el interprete, y pronuncio el requerimiento formal a Atahualpa de abrazar la fe catolica y servir al rey de España, al mismo tiempo que le entregaba el evangelio. El dialogo que siguio es narrado de modo distinto por todos los testigos. Es posible que la tremenda angustia vivida en esos instantes impidiera recordar despues las frases exactas que se cruzaron entre los diversos actores de la tragedia. Tras el Inca y en otra anda era llevado el curaca de Chincha y en un momento Pizarro vacilo no sabiendo cual de los dos era el Inca. Sin embargo, ordeno a Juan Pizarro dirigirse hacia el curaca y el y sus soldados avanzaron hacia el Inca. A una señal de Pizarro, el silencio cargado de amenazas se transformo en la mas tremenda de las algaradas. Estallo el trueno del falconete y retumbaron las trompetas, era el aviso para que los jinetes salieran al galope de los galpones. Sonaron los cascabeles atados a los caballos y dispararon ensordecedores los arcabuses; los gritos y alaridos eran generales. En esta confusion, los aterrados indigenas, en un esfuerzo por escapar, derribaron una pirca de la plaza y lograron huir. Tras ellos se lanzaron los jinetes dandoles el alcance y matando a los que podian mientras otros morian aplastados por la avalancha humana. Mientras tanto, Juan Pizarro se abalanzo en direccion del señor de Chincha y lo mato en sus andas. Por su parte, Francisco Pizarro con sus soldados masacraban a los naturales que desesperadamente sostenian el anda del Inca. Al ver la situacion, un español saco su cuchillo para ultimar a Atahualpa, pero Pizarro se lo impidio saliendo herido en una mano y ordenando que nadie tocase al Inca. Por fin, los españoles asidos de un costado del anda lograron ladearla y cogieron al soberano. Al caer la noche de aquel aciago 16 de noviembre de 1532, habia terminado para siempre el Tahuantinsuyo. El Sapan Inca estaba cautivo y con su prision llegaba a su fin la autonomia del Estado indigena. Sucesos trascendentales traerian profundos cambios no solo para los Andes sino tambien para Europa.

Subir


El Colapso Incaico

Causas de la caida del estado
El espectacular colapso del incario se produjo por una serie de motivos que se pueden dividir en dos tipos las causas visibles y las causas profundas. Los fundamentos visibles son bien conocidos la guerra fratricida que mantuvo dividido el poder y el mando, el factor sorpresa aprovechado en la emboscada de Cajamarca, la superioridad tecnologica europea referente a las armas, es decir los arcabuces, falconetes, espadas de acero y la presencia de los caballos. Todas estas razones pesaron en los acontecimientos pero no fueron las unicas que determinaron el triunfo de los hispanos. Existieron otros elementos que actuaron de manera decisiva en la derrota indigena, a saber la falta de integracion nacional por no tener los naturales conciencia de unidad frente al peligro extranjero y la carencia de cohesion entre los grupos etnicos. El estado inca no fue considerado por los naturales bajo el concepto de una nacionalidad. Ademas, la hegemonia inca no pretendio anular la existencia de los grandes señores etnicos porque sus estructuras socioeconomicas se apoyaban en ellos y no suprimio sus particularidades. Al Inca le bastaba recibir el reconocimiento de su poder absoluto que le daba acceso a la fuerza de trabajo que necesitaba para cumplir sus obras de gobierno y la designacion de las tierras estatales y del culto en todo el territorio. La unica medida centralizadora ordenada por el soberano fue la implantacion de una misma lengua en todo el pais. La intencion era facilitar el trato y la administracion ante la pluralidad de lenguas y dialectos. Un examen de la sociedad andina de finales del siglo XV destaca como una sociedad jerarquizada, compuesta por macroetnias gobernadas por hatun Curacas o grandes señores quienes a su vez tenian bajo su autoridad a una serie de señores menores. Sin embargo, el advenimiento de los incas significo para los grandes señores una perdida de poder y de buena parte de sus anteriores riquezas. Sus mejores tierras pasaron al poder del Estado, con la gente local trabajando sus campos y el usufructo llenando los depositos gubernamentales. A pesar de los grandes regalos percibidos por los curacas a traves de la reciprocidad, ello no compensaba su perdida de libertad y la imposicion del yugo cusqueño. La situacion del hatun runa u hombre del comun no era mas satisfactoria con la creacion de la mita guerrera y los masivos traslados de poblaciones de mitimaes. Asi, el incario a la muerte de Huayna Capac no era el estado utopico pintado por algunos cronistas. Por el contrario, el descontento animaba a buena parte de la poblacion y es por ello que con el arribo hispano y la guerra civil les parecio a los curacas que era el momento preciso para dejar de lado la reciprocidad con el Inca y aprovechar de los forasteros para trocar con ellos sus lealtades. Un innegable descontento debio reinar entre los señores y entre las clases populares, insatisfaccion que dio lugar a un deseo de sacudirse de la influencia inca. Estos sentimientos explican la buena acogida otorgada por los naturales a las huestes de Pizarro. Es por esos motivos que los españoles fueron masivamente ayudados por los señores indigenas con ejercitos, cargadores de viveres, armas y bienes de toda indole. No fue un puñado de hispanos quienes doblegaron al Inca sino los propios andinos descontentos con la situacion imperante quienes creyeron encontrar una ocasion favorable para recobrar su libertad. Si sus calculos fallaron fue debido a la natural ignorancia de los acontecimientos futuros pues ellos no conocian los deseos imperialistas de la corona española ni sus extensas conquistas en Mexico y el Caribe.

Las violentas epidemias
Antes que los españoles pisaran el suelo del Tahuantinsuyo, las epidemias se habian adelantado ya y habian tomado posesion de las tierras con inusitada violencia. En el primer viaje de Pizarro desde Panama, quiza en la isla de La Gorgona o en tierra firme, un blanco o un negro cayo enfermo y contagio a la poblacion local. De ahi, como reguero de polvora, el mal se extendio incontenible, ensañandose contra pueblos indefensos frente a esas nuevas enfermedades. Estas enfermedades eran las eruptivas como la viruela, viruela loca, sarampion, gripe, etc. Los naturales fueron fulminados por enfermedades comunes en Europa pero para las cuales ellos no poseian defensas geneticas. Funesto aporte de ultramar. Despues del primer estrago, las epidemias se hicieron recurrentes. Aparecian de tanta en tanto y aniquilaban ayllus enteros. Asi, hallamos en los documentos de la zona de Huarochiri del siglo XVIII una lista de algunas comunidades desaparecidas debido a enfermedades. Al lado de los ayllus figura la palabra "fenecido". Indudablemente las epidemias debilitaron la resistencia andina ante los extranjeros y facilitaron la invasion. Segun estimaciones del historiador David N. Cook, la caida demografica alcanzo a finales del siglo XVI el 90% de la poblacion prehispanica y la desaparicion de casi la totalidad de los habitantes de la costa central afectados directamente por las guerras civiles entre españoles, el exceso de tributo y la edificacion de la Ciudad de los Reyes.

Subir

 

 

Los Incas

  Home
 

 

separador


Peru Tours | Turismo en Peru
Contactenos | Terminos y Condiciones


Lima | Centro Historico | Caral | Cusco | Machu Picchu | Camino Inca | Salcantay | Choquequirao | Puno
Lago Titicaca | Arequipa | Cañon del Colca | Nazca | Lineas de Nazca | Reserva de Paracas | Islas Ballestas | Chanchan
Señor de Sipan | Puerto Maldonado | Manu | Tambopata| Candamo | Iquitos | Pacaya Samiria | Tarapoto|Huaraz

 

Welcome Peru Travel - Lima  | Derechos Reservados
Calle Sta. Felicidad 270 - 2do piso Urb. Pando 3ra etapa . Cercado de Lima - Peru
info@welcomeperutravel.com | www.welcomeperutravel.com | Telefono (51-1) 564-3249